domingo, 9 de julio de 2017

Luna llena de julio en la playa


Una nueva Luna llena, la del mes de julio. Esta vez me he encontrado directamente con ella en la playa, estaba preciosa en una tarde noche serena y tranquila, las olas rompían en la arena suavemente. Una pareja muy próxima al agua hacía pinitos sobre la toalla, él corpulento mostraba una forma física excelente, ha comenzado la gran hazaña y ha animado a su compañera a seguir el ejercicio. Ella menuda y algo frágil intentaba una y otra vez conseguir erguir su cuerpo sujeta la cabeza en el suelo. Casi, me hubiera acercado a comentarles que el débil cuello de ella estaba a punto de quebrar, pero he preferido mirar a la luna como iba subiendo lenta y pausadamente hacia arriba del firmamento solo cruzado por unas nubes.

Cuando se quiere a las personas, se les desea lo mejor, salud principalmente, que sean felices y encuentren el verdadero amor. Yo desde hace mucho tiempo tengo el convencimiento de que la energía de mi cariño, llega a las personas que amo con todo mi corazón. A veces las circunstancias de la vida, nos separan de esas personas y no por eso el cariño ha desaparecido del corazón, vamos como la luna llena que durante un tiempo desaparece de nuestro firmamento pero que se manifiesta en toda su magnificencia cada unos 28 días. Nosotros desde nuestra posición no la vemos, pero ella acude a sus citas inexorablemente y además sigue su transcurso en el espacio.

Siempre estoy atenta a la Luna, me llama poderosamente la atención, me embelesa, es una compañera y gran confidente, me ha visto cuando he sido totalmente feliz pero también cuando he derramado lágrimas de dolor. Ha estado feliz conmigo y triste en otros momentos, como una gran amiga. Sea en la playa, en lo alto de la montaña, en una estrecha calle o en un parque ella aparece y yo me relajo y sueño.

martes, 14 de enero de 2014

Luna en mi ciudad, Barcelona


Fotografía: ElenaG

Paseaba esta tarde por los barrios marítimos de Barcelona como sí esperase la llegada de un barco amado y recordaba las noches de verano, su refrescante brisa y el bullicio alegre de la gente en las terrazas, con la Luna dominando el firmamento.

Sin embargo el sabor a sangre me recorría la garganta y me impedía gritar con desespero mi angustia. La herida está curada desde hace tiempo pero las secuelas son visibles aún en mi interior. Soy un coche de segunda mano aparcado en la plaza de un pueblecito con el cartel de se vende. Soy gato callejero saltando por los tejados, desafiando el peligro. Soy mariposa buscando el néctar embriagador de la flor. Con la cámara en la mano, pulso y busco una instantánea vengadora.

Como animal en celo he encontrado mi presa e he hincado mis afilados incisivos en su cuerpo turgente, la sangre brota y brota sin fin, pero yo, no encuentro consuelo.

domingo, 5 de enero de 2014

Es fácil perderse

Es fácil perderse pero me dejo llevar, sobre todo sí eres tu quien me lo pides.
He intentado en muchas ocasiones continuar con este blog y nunca he encontrado la fuerza o el tema que me convencieran.
Quiero salir de esta noche gris salpicada de diamantes y ver a mi Luna allí, justo allí al lado de esa estrella.
Ella es la que me inspira la que conoce los secretos de mi corazón, la que me acompaña y consuela siempre, la que vive feliz cuando yo rebosó alegría, la que está demacrada cuando no puedo dormir. La que sufre cuando me ve triste y decaída.
Cuando regresaba de este viaje y miraba por la ventanilla de tren, veía el paisaje nevado y recordaba tu piel, tus caricias al anochecer escuchando "que bonita la vida" de Dani Martín. Un escalofrío me recorría la espalda con la velocidad del rayo al evocar tu boca y la dulzura de tu aliento envueltos ambos en el humo del tabaco de liar.


Fotografía: ElenaG

jueves, 8 de noviembre de 2012

De pronto canto, será por que te amo y siento el viento que pasa por tus manos, todo es distinto cuando te estoy mirando


Es compañía de la alegría la música.


Felicita e tenersi per mano
andare lontano la felicita.
E il tuo squardo innocente
in mezzo alla gente la felicita.
E restare vicini come bambini@
la felicita
felicita.

Felicita e un cuscino di piume
l'acqua del fiume che passa e va.
E' la pioggia che scende
dietro le tende la felicita.
E abbassare la luce per fare pace
la felicita
felicita.

Felicita e un bicchiere di vino
con un panino la felicita.
E lasciarti un biglietto dentro al cassetto.
La felicita e cantare a due voci
quanto mi piaci la felicita
felicita.

Senti nell'aria c'e gia
la nostra canzone d'amore che va.
Come un pensiero che sa di felicita.
Senti nell'aria c'e gia
un raggio di sole piu caldo che va
come un sorriso che sa di felicita.

Felicita una sera a sorpresa
la luce accesa e la radio che va
e'un biglietto d'auguri pieno di cuori la felicita.
E una telefonata non aspettata
la felicita
felicita.

Felicita e una spiaggia di notte
l'onda che batte la felicita.
E una mano sul cuore piena d'amore la felicita.
E aspettare l'aurora per faria ancora
la felicita
felicita.

Senti nell'aria c'e gia
la nostra canzone d'amore che va.
Come un pensiero che sa di felicita.
Senti nell'aria c'e gia
un raggio di sole piu caldo che va
come un sorriso che sa di felicita.

Senti nell'aria c'e gia
la nostra canzone d'amore che va.
Come un pensiero che sa di felicita.




Dícese del que ama que no vive consigo más de la mitad, y que la otra mitad, que es la mejor parte de él, vive y está en la cosa amada.





Padre e hija





domingo, 18 de septiembre de 2011

James Rizzi el artista. "Good night moon"


James Rizzi, es un artista neoyorquino de Brooklyn perteneciente al movimiento artístico del "Pop Art de NY" reconocido mundialmente y al cual sigo desde hace un tiempo, se pueden contemplar algunas de sus obras siempre optimista y alegres, de vivos colores, en los escaparates de las más prestigiosas galerías, en los museos o como vemos en la fotos, en el exterior del edificio "Happy House Rizzi" en Braunschweig, Baja Sajonia (Alemania).

Su estilo es muy personal y fácilmente reconocido una vez que se ha contemplado algunas de sus obras y como este blog está dedicado principalmente a la Luna aquí os dejo una pequeña muestra:











                                               Fotos: casa "Happy House Rizzi" en Braunschweig. Elena Gonzalez

Es un artista del cual se puede adquirir, si es de vuestro gusto, obras originales desde cien euros.

James Rizzi, es una persona comprometida con diferentes asociaciones o con proyectos solidarios, para cuyas causas ha trabajado en numerosas ocasiones


domingo, 7 de agosto de 2011

¿El otro lado de la LUNA es tan real o solo lo imaginamos?.


Bella, lisonjera y ambígua, la Luna, mitad fantasía, mitad satélite, invita siempre a soñar, a imaginar, a razonar, a investigar...

Si reflexionáramos a fondo sobre élla en cada una de sus caras, la que vemos desde la tierra y la que nos imaginamos, encontraríamos muchas de las razones para vivir en este mundo.

Formamos parte de la "Comedia del Arte",  soñemos, imaginemos, seamos díscolos y dejemos que sea la fantasía la reina de nuestra  vida, riámonos de nuestros propios esperpentos. Así, tal vez, encontraremos fama, fortuna, amor...

miércoles, 29 de junio de 2011

Color de Niki, poesía de Vicente Aleixandre y Luna pálida, serena, ausente.

                                                                                                                       Fotografía: Mª Elena González
Escultura "Nana" de .
Niki de Saint Phalle 1974 (Hannover) Alemania
.

Hoy quiero recurrir al "paisaje" de Vicente Aleixandre (Sevilla 1898-Madrid 1984)
Vivió en Málaga hasta 1909 año en el que se traslada a Madrid donde estudia Derecho e Intendente Mercantil. Trabajó como profesor en la Escuela Central de Comercio y en los Ferrocarriles Andaluces, sin embargo, una grave enfermedad renal le obliga, desde 1925, a mantener una vida retirada.

Cuando recibe el Premio Nobel de Literatura en 1977, expresa el alcance de su obra: "La poesía es una sucesión de preguntas que el poeta va haciendo. Cada poema, cada libro es una demanda, una solicitación, una interrogación, y la respuesta es tácita, pero también sucesiva, y se la da el lector con su lectura, a través del tiempo. Hermoso diálogo en que el poeta interroga y el lector calladamente da su plena respuesta"

Para provocar este diálogo transcribo 3 poemas de su obra "La destrucción o el amor" que escribe entre 1932 y 1933 cuando el autor pasa por la crisis más grave de su enfermedad, razón por la cual se retira una larga temporada al campo. De aquí la conexión de un sentimiento central "el amor" con la muerte y la naturaleza.

LA LUNA ES AUSENCIA

La luna es ausencia.
Se espera siempre.
Las hojas son murmullos de la carne.
Se espera todo menos caballos pálidos.


Y, sin embargo, esos cascos de acero
(mientras la luna en las pestañas),
esos cascos de acero sobre el pecho
(mientras la luna o vaga geometría)...


Se espera siempre que al fin el pecho no sea cóncavo.
Y la Luna es ausencia,
doloroso vacío de la noche redonda,
que no llega a ser cera, pero que no es mejilla.


Los remotes caballos, el mar remoto, las cadenas
golpeando,
esa arena tendida que sufre siempre,
esa playa marchita, donde es de noche
al filo de los ojos amarillos y secos.


Se espera siempre.
luna maravilla o ausencia
celeste pergamino color de manos fuera,
del otro lado donde el vacio es luna


NO BUSQUES NO

Yo te he querido como nunca.
Eras azul como noche que acaba,
eras la impenetrable caparazón del galápago
que se oculta bajo la roca de la amorosa llegada de
la luz.
Eras la sombra torpe
que cuaja entre los dedos cuando en tierra dormimos
solitarios.


De nada serviría besar tu oscura encrucijada de sangre
alterna,
donde de pronto el pulso navegaba
y de pronto faltaba como un mar que desprecia a la
arena.
La sequedad viviente de unos ojos marchitos,
de los que yo veía a través de las lágrimas,
era una caricia para herir las pupilas,
sin que siquiera el párpado se cerrase en defensa.


Cuán amorosa forma
la del suelo las noches del verano
cuando echado en la tierra se acaricia este mundo que
rueda,
la sequedad oscura,
la sordera profunda,
la cerrazón a todo,
que transcurre como lo más ajeno a un sollozo.


Tú, pobre hombre que duermes
sin notar esa luna trunca
que gemebunda apenas si te roza;
tú, que viajas postrero
con la corteza seca que rueda entre tus brazos,
no beses el silencio sin falla por donde nunca
a la sangre se espía,
por donde será inútil la busca del calor
que por los labios se bebe
y hace fulgir el cuerpo como con una luz azul si la noche es de plomo.


No, no busques esa gota pequeñita,
ese mundo reducido o sangre mínima,
esa lágrima que ha latido
y en la que apoyar la mejilla descansa.


CORAZÓN NEGRO

CORAZÓN negro.
Enigma o sangre de otras vidas pasadas,
suprema interrogación que ante los ojos me habla,
signo que no comprendo a la luz de la luna.


Sangre negra, corazón dolorido que desde lejos la envías
a latidos inciertos, bocanadas calientes,
vaho pesado de estío, río en que no me hundo,
que sin luz pasa como silencio, sin perfume ni amor.


Triste historia de un cuerpo que existe como existe un
planeta,
como existe la luna, la abandonada luna,
hueso que todavía tiene un claror de carne.


Aquí, aquí en la tierra echado entre unos juncos,
entre lo verde presente, entre lo siempre fresco,
veo esa pena o sombra, esa linfa o espectro,
esa sola sospecha de sangre que no pasa.


¡Corazón negro, origen del dolor o la luna,
corazón que algún día latiste entre unas manos.
beso que navegaste por unas venas rojas,
cuerpo que te ceñiste a una tapia vibrante!

Vicente Aleixandre
._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._.

LUNA PÁLIDA, SERENA, AUSENTE.

Luna Nueva espejo de azabache en el firmamento oscuro,
pálida, demacrada, escondes tu cara marfíl
ausente.
Después de muchos soplos de enfurecidas crestas de olas,
estás serena y sosegada, balanceándote en una caracola
entre lilas y amapolas que te alivian y te cortejan.

Como pasan los días, así pasarán las penas de la jacaranda,
el rocio del amanecer y el éxtasis del ocaso brumoso.
Los centelleantes vitrales de la catedral
y las melodías tañidas desde las torres,
impulsarán los muñecos en sus movimientos mecánicos
y las emotivas bocas de los infantes
sonreirán maravilladas el recorrido del carrillón
hacia las estrellas, al nacimiento de vida y de la luz.